BLOG

La voz de la Depresión

3/4/2020

 

Hola, soy lo depresión y vengo a mostrarte lo que estás buscando.

 

No estoy aqui para hacerte daño, al contrario, vine para que dejes de hacerlo luchando contra ti mismo ¿cuál es la necesidad de obligarte ha hacer cosas que no quieres hacer? ¿Para qué te haces daño luchando en contra de lo que realmente sientes?

 

El amor de las personas que te rodean no proviene de lo que haces o dejes de hacer por y para ellas, el amor de las personas que te rodean proviene de ti y del respeto que te tienes a ti mismo honrándote por encima de todas las cosas. Cuando aprendas a decirle NO a los demás y aprendas a decirte SI a ti mismo, te dejaré avanzar, y para eso necesito que me escuches.

 

Como tu sueles ver tus problemas estos no tienen solución, pero eso no quiere decir que no exista otra manera de verlos. La forma en la que tu esperas que las cosas cambien no te darán lo que tanto buscas, al contrario, solo reforzará lo que sientes: Desconexión. ¿No te parece muy absurdo creer que lo que necesitas para ser feliz depende de lo que otros hagan o dejen de hacer por y para ti? La única manera de encontrar lo que necesitas es dejando de opacar tu propia voz y escucharte a ti mismo decirte “Aquí estoy” “Te apoyo” “Cuenta conmigo” “Pase lo que pase aquí estaré para ti” .

 

Por eso te pregunto ¿Qué pasa si dejas de justificarte? ¿qué pasa si dejas de justificar lo que otros hacen? ¿qué pasa si dejas de acomodarte? ¿Qué pasa si escuchas lo que sientes? ¿Qué pasa si eres honesto respecto a lo que realmente quieres? No se trata de incomodar a otros, se trata de hacerte responsable de tu propia Felicidad dejando de espera que otros lo hagan. Así que tomate este tiempo de fatiga para liberar todo lo que te has contenido por tanto tiempo, y observa ¿De qué te has privado a ti mismo? .

 

Pide ayuda y date el permiso de ser escuchado, te lo mereces, te mereces aquí para ti.  A eso viene, a que vuelvas a ese lugar que tanto buscas en otros: A TI. .

 

Con amor, la depresión.

 

 

 www.susanaceballos.com

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2020 por Susana Ceballos